¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Pesca de mejillones, mejillones, mejillones. Ya no quiero ser mamá… especialmente cuando sabes que cangrejitos y arena están alojados dentro. Sigue nuestros consejos para eliminar todas las impurezas de tus mariscos y mariscos.

1 - En primer lugar ordenar los mariscos

Antes de vomitarlos, primero clasifíquelos cuidadosamente uno por uno. Elimine las conchas perforadas, rotas o agrietadas. La regla general para no enfermarse es mantener las conchas bien cerradas y difíciles de abrir. La cáscara se resiste, por lo que todavía está viva y fresca.

2 - Escurrir los mariscos en una mezcla de agua y sal

Aunque sea desagradable, tener arena en los cascos, cuchillos, buccinos, almejas, ¡es normal! Más aún, si se cogen el mismo día. Si te apetece un risotto de marisco, empieza por remojarlos en agua fría y sal (35 g/litro de agua) durante varias horas. Para ello, viértalos en un colador colocado en un recipiente con agua salada (con agua de mar todavía esmejor !). Así, la arena cae directamente en la cubeta y evitarás que tus mariscos se bañen de impurezas. Recuerda cambiar el agua varias veces y remover los mariscos regularmente. Si al lavarlos observas que las cáscaras suben a la superficie, tíralas sobre la marcha.

3 - Escurrir los mejillones en una mezcla de agua y harina

A diferencia de la almeja, el mejillón se puede lavar con harina. Antes de preparar sus mejillones a la marinera, déjelos en remojo en agua durante 30 minutos. Cambie el agua y agregue 2 cucharadas. cucharadas de harina de maíz. Déjalos en remojo durante ½ día y enjuágalos con agua fría corriente. Los moldes absorberán la harina y rechazarán los restos que contengan.

4 - Escurrir los mariscos en una mezcla de agua y vinagre

Vierta vinagre en el agua. Sumergir los cascos durante 1 hora para evacuar la arena. Enjuague con agua del grifo varias veces. Piensa en el planeta, no dejes que el agua del grifo corra continuamente.

5 - Remojar las almejas en agua con gas

Antes de cocinar las almejas, remojarlas en un recipiente con agua con gas. Los granos de arena saldrán más fácilmente gracias a la sal que contiene el agua. Enjuáguelos antes de prepararlos.

Advertencia: no tires la arena en el fregadero, te arriesgascarnicero.

¡Ayuda al desarrollo del sitio, compartiendo el artículo con amigos!

Categoría: